Avenida de la Paz Nº 79 Bajo, Logroño
Tfno: 941 23 94 01

¿Qué tipos de calefacción existen?

¿Qué tipos de calefacción existen?

Durante las últimas semanas el clima nos ha estado volviendo locos: frío, lluvia, calor y de nuevo lluvia. Es por eso que, ante la prevista caída de temperaturas y llegada de la humedad, sepamos si nuestro hogar está preparado para ello. En otras ocasiones os hemos explicado cómo combatir la humedad en casa o la gran importancia de mantener en buen estado nuestra caldera. 

Hoy vamos a abordar un tema por el que muchos nos consultáis: ¿qué tipos de calefacción existen y qué sistema debo elegir para mi casa? Os vamos a explicar algunos de los más utilizados para que podáis conocerlos y decidir con mejor criterio.

Calefacción por gas

Se trata de uno de los sistemas más habituales, por ser el más cómodo, seguro y limpio para la mayoría de los hogares. Su instalación se realiza a través de una caldera de gas conectada a tubos por lo que el agua circula. Estos tubos llevan el agua calentada por la caldera a los radiadores repartidos por la casa. Una vez enfriada el agua, regresa a la caldera. Estos radiadores al no generar calor por si mismos, no emanan gases ni sustancias, por lo que son más limpios y seguros. Además de ser uno de los sistemas más económicos, no hacen ruido.

Para este tipo de calefacción debemos tener en cuenta también el tipo de caldera a elegir. Dependiendo de su potencia, generará más calor y por lo tanto mayor confort. Hace un tiempo os explicamos en el blog las principales características de las calderas de gas.

Bombas de calor

Es un sistema que transfiere la energía térmica de una fuente fría a otra que está más caliente. Podríamos decir que es un aparato de aire acondicionado, pero a la inversa: recoge el aire caliente de un lugar y lo expulsa en otro. Este sistema es muy habitual en poblaciones con temperaturas habitualmente bajo cero o en países nórdicos. Funciona por energía eléctirca y en ocasiones puede dar algún problema por congelación o hielo en la unidad exterior por condensación de los cambios de temperatura. Este mes os hablamos más en profundidad sobre la aerotermia.

Calefacción radiante

Es también uno de los tipos de calefacción más utilizados. Funcionan por un proceso llamado transferencia directa de calor, es decir, transfieren a una superficie fría el calor. Existen dos tipos: los radiadores y el suelo radiante. Con ellos aportamos calor a los suelos, paredes o techos y dependiendo del tipo de sistema que elijamos, se utilizará, agua, aire o electricidad para esa transferencia. Uno de los contras que tiene el suelo radiante en concreto, es la necesidad de hacer obra para su instalación.

Chimeneas clásicas

Es uno de los métodos menos utilizados en nuestro país, pero que aún seguimos encontrando. A día de hoy podemos encontrar moderlas chimeneas que funcionan tanto a leña como a electricidad que utilizan combustibles naturales sin generar humo. Similares a esto encontramos las estufas de pellets de las que ya os hemos hablado en otras ocasiones.

Debemos ser conscientes de que la elección de un correcto sistema de calefacción para nuestro hogar entre esta variedad de tipos existente no solo nos aportará confort, sino que podrá suponer un ahorro respecto a otros. Solicita siempre la ayuda de profesionales que puedan valorar la situación de tu casa, tamaño, clima para saber con qué sistema cubrirás tus necesidades.

Posted by Rioclima Rioja / Posted on 25 Oct
  • bomba de calor, calefacción, gas, radiante
  • Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *