Avenida de la Paz Nº 79 Bajo, Logroño
Tfno: 941 23 94 01

Excesos de humedad en casa: Cómo evitarlo

Excesos de humedad en casa: Cómo evitarlo

Las humedades en casa pueden llegar a ser muy incómodas e incluso provocar reacciones en las personas que viven, pudiendo ser insanas para nuestro día a día. Con la llegada del frío y las lluvias, es habitual que en nuestros hogares aparezcan excesos de humedad por distintas razones. Esto convertirá nuestro hogar en un lugar incómodo para vivir en vez de ser el sitio confortable que debiera.

Por lo general, las humedades aparecen en forma de manchas producidas por el moho y un olor desagradable o en forma de condensación en paredes y ventanas de forma más o menos perceptible. Los niveles altos provocan la proliferación de bacterias y ácaros que afectan gravemente a las personas con enfermedades respiratorias o alergias. En el caso del moho, las esporas se propagan por el aire y son inhaladas por los que vivimos en casa, agravando también algunas afecciones respiratorias.

Evitar condensaciones

Actividades cotidianas como cocinar, ducharnos, lavar e incluso respirar producen emanaciones de agua que afectan a la humedad relativa de nuestro hogar. Sin embargo, estas no deberían preocuparnos si tenemos ciertos hábitos que os comentamos a continuación.

Ventilar la casa

Por lo general, con una hora de ventilación diaria tras haber realizado alguna actividad que produzca humedad (cocinar, ducharse…) es suficiente.

Reducir la producción

En la cocina es mejor siempre utilizar el extractor cuando cocinamos, cerrar la puerta de la cocina y tapar las cazuelas.

Te interesa:  ¿Qué tipos de calefacción existen?

En el baño procuraremos ventilar lo mejor posible para que la condensación generada tras la ducha se vaya. También podemos ayudar secando el vaho de los espejos y cristales.

Mantener la temperatura

Si mantenemos nuestra casa a una temperatura más o menos constante, la humedad reltaiva también se debería mantener. Los cambios bruscos de temperatura provocan contrastes que pueden generar condensaciones.

Las plantas

Si te gusta tener plantas dentro de casa, debes saber que estas incrementan el nivel en el ambiente.

Ropa húmeda

Es un error muy común durante el invierno tender la ropa dentro de casa para que se seque antes. Sin embargo esto provocará que el agua de la ropa pase al ambiente, aumentando la humedad relativa. Como ya hemos visto, además de un fuerte olor a humedad, provocará condensaciones y consumirá más energía de calefacción.

Al haber más humedad, necesitaremos aumentar la temperatura para que esta “absorba“ la humedad y tengamos una sensación térmica adecuada. Esto conlleva un mayor gasto en calefacción. Un nivel de humedad adecuado en casa puede ayudarnos a ahorrar hasta un 30% en la factura de la calefacción.

Si a pesar de estos consejos, sigues observando humedades, moho y otras señales de humedad, es mejor que consultes a un experto que valore de donde proviene esa humedad y darle la mejor solución.

Posted by Rioclima Rioja / Posted on 08 Ene
  • calefacción, casa, humedad
  • Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *