Avenida de la Paz Nº 79 Bajo, Logroño
Tfno: 941 23 94 01

Calderas de gas. ¿Qué necesitamos saber?

Calderas de gas. ¿Qué necesitamos saber?

Al igual que el resto de equipamientos domésticos, tener o no una buena caldera de gas va a influir mucho en tu día a día. Además de la comodidad y seguridad que te puede aportar el saber que has hecho una elección correcta, va a afectar también a aspectos de tu vida cotidiana como el económico, la salud o el medio ambiente.

Elegir bien la marca y modelo de nuestra caldera nos puede hacer ahorrar mucho dinero, si la combinamos con un correcto mantenimiento y las revisiones necesarias. También nos ayudará a cuidar nuestra salud, tanto en el hogar como fuera de él, ya que podemos reducir considerablemente las emisiones de gases nocivos a la atmósfera.

Por todo ello, en primer lugar, definamos qué es una caldera de gas: Se trata de  un depósito cerrado generalmente metálico –la propia caldera- que calienta el agua usando gas como combustible.

¿Cómo funciona una caldera de gas?

Tenemos un quemador que se ocupa de iniciar la combustión de gas. Cuando ese gas se quema se convierte en vapor el agua, saliendo de ese depósito con la misión de calentar nuestros hogares a través de circuitos como los que conectan los radiadores.

Tipos de Gas que puede utilizar una caldera:

Pese a que las calderas más comunes hoy en día son las que utilizan Gas Natural, existen otro tipo de gases que se pueden utilizar, como el Gas Propano o  el Gasoil.

Las calderas de propano necesitan almacenar el gas en otro depósito externo, mientras que las de gasoil, más económicas, no permiten cocinar y requieren de una salida para los gases generados durante la combustión. Las de Gas Natural no presentan ninguno de estos inconvenientes, lo cual las convierte en las más seguras y prácticas.

Te interesa:  Mi calefacción hace ruido y no calienta, ¿qué sucede?

Existen 4 tipos de Calderas de Gas:

  • Estancas: su cámara de combustión está sellada y no consume el aire del hogar, siendo más seguras ya que los gases que produce no entran en contacto con el aire de nuestro entorno.
  • De Bajo NOx: igualmente estancas, su diseño hace que emitan menos óxido de nitrógeno (NOx).
  • De Condensación: también estancas, reutilizan la energía del vapor de agua una y otra vez, de forma más eficiente que las anteriores. Son más seguras, eficaces y ahorran consumo de gas.
  • Atmosféricasaquí, al contrario, la cámara se haya abierta, y el aire de la combustión es el del lugar donde se halla la caldera. Contamina mucho más y resulta menos eficiente y segura.

Ventajas de las calderas de Gas Natural:

El precio económico, la comodidad, la duración prolongada y la menor contaminación son las ventajas a destacar de este tipo de calderas.

  • Precio: Pese a que podemos encontrar calderas de gas natural a partir de los 300 euros, se recomienda disponer de un modelo con cámara de combustión cerrada. Esto puede incrementar ligeramente su precio, pero por suerte la diferencia no es muy elevada.
  • Comodidad: Las calderas de Gas Natural no ocupan mucho espacio y además calientan el ambiente con rapidez. Disponen de un termostato que permite ajustar la temperatura y un contador que facilita calcular el consumo generado.
  • Vida útil: Su duración media es superior a la de otro tipo de calefacciones.
  • Limpieza: a diferencia de otros medios de calefacción que si emiten residuos, las calefacciones de gas natural son respetuosas con el medio ambiente.

Si necesitas cambiar tu caldera y te surgen dudas, ponte en contacto con nosotros. ¡En Rioclima estaremos encantados de ayudarte a tomar la mejor decisión!

Posted by Rioclima Rioja / Posted on 20 Oct
  • Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *