Avenida de la Paz Nº 79 Bajo, Logroño
Tfno: 941 23 94 01

Aerotermia en calefacción

Aerotermia en calefacción

Se aproxima una temporada cada vez más fría, en la que comenzaremos a encender la calefacción y debemos hacer hincapié en los sistemas que funcionan mediante aerotermia. En uno de nuestros posts publicados en verano os hablamos sobre su funcionamiento en los dispositivos de aire acondicionado, unos de los más habituales a día de hoy por su eficiencia. Sin embargo, no es su única utilidad, ya que también funcionan en los dispositivos de calentamiento.

Recordamos que estos mecanismos producen más energía de la que consumen y funcionan mediante una bomba de calor. Además, no solo generan refrigeración; también proporcionan calefacción y agua caliente sanitaria (ACS) para el uso diario. Su funcionamiento se resume en la utilización del calor que contiene el aire para la preparación del agua y, mediante un ciclo termodinámico, la bomba transmite la energía este aire exterior al agua del depósito.

Por otra parte, estos equipos cumplen con el criterio establecido en el Código Técnico de la Edificación (CTE), que obliga a las nuevas construcciones a contribuir a la producción de agua caliente sanitaria. Por tanto, es recomendable contar con dispositivos con estas especificaciones, pero… ¿con cuál y por qué?

Ventajas para ACS

  • Climatización fría y caliente en el mismo sistema
  • Un 40% de ahorro en la factura de la energía, aproximadamente
  • Tener una menor dependencia de combustibles fósiles
  • Instalación fácil
  • Cumple con el documento básico del Código Técnico de la Edificación como fuente renovable
  • Compatibilidad con otros sistemas, como la energía solar térmica, la solar fotovoltaica o las calderas de apoyo

Tipos de sistemas

Diferenciamos dos tipos de sistemas para ACS que funcionan mediante aerotermia, dependiendo de la disposición de los componentes del aparato:

  • Sistemas partidos: En esta clase de equipos hay una unidad exterior que realiza el ciclo frigorífico y el agua que calienta se acumula en un depósito separado. Dentro de esta categoría podemos encontrarlos con una válvula de tres vías integrada y la instalación se reduce así a dos unidades.
  • Sistemas compactos: En este caso, todos los componentes que intervienen en el proceso termodinámico están concentrados en el mismo dispositivo en el que se almacena el agua caliente. No obstante, solo son efectivos para generar agua caliente sanitaria, no para sustentar un circuito de calefacción.

Si necesitas asesoramiento acerca de los sistemas de aerotermia, tanto para calefacción como para aire acondicionado, no dudes en ponerte en contacto con Rioclima.

Fuentes: caloryfrio.com

Posted by Rioclima Rioja / Posted on 11 Oct
  • aerotermia, calefacción
  • Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *