Avenida de la Paz Nº 79 Bajo, Logroño
Tfno: 941 23 94 01

Cuando la casa suena… avería lleva

Cuando la casa suena… avería lleva

Ocho ruidos que tu casa no debería hacer

Si eres de los que se asustan cuando algo cruje en mitad de la noche, debes leer este post y comprobar que no hay fantasmas en tu hogar. Pero si, por el contrario, lo único que le quita el sueño son las facturas… entonces memorízalo porque cuando la casa suena, avería llega. No es sobrenatural pero tampoco bueno para tu bolsillo. Hoy hablamos sobre los ruidos en casa.

Para tratar de prevenir o al menos paliar en lo posible las consecuencias económicas de tanto sobresalto, hemos consultado a los especialistas de Rioclima sobre el origen de esos ruidos fantasmagóricos que una rotura o un problema de mantenimiento pueden y estas son sus respuestas y soluciones:

  1. Oyes agua correr, pero nadie la está usando

Lo primero que debes hacer es comprobar que todos los grifos estén bien cerrados. Después, verifica el estado de  los electrodomésticos que funcionan con agua, como el lavavajillas o la lavadora y  si el ruido persiste, cierra la llave general de la casa y busca daños visibles en cada pared de la misma, especialmente manchas de humedad a cualquier altura. Si aún así sigue sonando el agua, tienes dos opciones: empezar a rezar o avisar a un fontanero con urgencia.

  1. Tu aire acondicionado hace ruidos de golpes o chirridos

Cuando no limpias regularmente el filtro de este aparato, acumula polvo, suciedad y se va cerrando el paso del aire. Al final, quedará un hueco tan estrecho que se producirá algo parecido a un silbido. Esto mismo es válido para el filtro de la caldera de la calefacción.

Si en lugar de silbidos son golpeteos puede tratarse  de algún pieza interna floja ya que el aire acondicionado, comienza a vibrar con el paso del tiempo. Un chirrido podría estar causado por una correa del ventilador suelta, y un gorgoteo significaría que necesitas recargar el refrigerante o comprobar atascos en el conducto que va hacia el exterior. La solución, es sencilla,  llamar a uno de nuestros técnicos.

  1. Tu horno chisporrotea al calentarse

Si tienes horno o cocina de gas y oyes chisporroteos significa que hay atascos en los conductos y el gas sale de forma irregular. Así que trata de limpiar a fondo quemadores y conductos y, si no mejora, cuenta con un profesional para que se ocupe del asunto con seguridad.

  1. Mordisquitos tras las paredes o bajo los muebles

Si están a gran altura y cerca de salidas de aire o chimeneas, puede tratarse de un pájaro (oirías un aleteo, más que un rasqueteo). Pero si es en la parte baja, y se paran o se desplazan cuando empujas los muebles o tocas en las paredes… Está claro: tienes roedores.

Te interesa:  Válvulas de riego para jardín. ¿Cuál elegir?

Más allá de que no es agradable compartir casa con estos animalillos de campo, existe un peligro gravísimo: muchos incendios domésticos son provocados por ratones mordiendo cables y conductos. Intenta resolverlo con trampas para ratones o contacta con un profesional.

  1. Un zumbido en luces o enchufes

Si escuchas un zumbido lo más probable es que una conexión eléctrica esté floja. Esto puede causar chispas, y estas, incendios. Llama a un electricista profesional para que lo revise de inmediato y evita problemas mayores.

  1. Tu frigorífico nunca deja de zumbar

Puedes tener un problema el termostato y tu nevera está interpretando que siempre tiene una temperatura elevada y necesita trabajar constantemente: prueba a bajarla un poco y comprueba que no haya una espesa capa de hielo en el congelador. Si la hay, descongela. Y si el ruido persiste, cuenta con un profesional de reparación de electrodomésticos para que lo revise, identifique la causa y termine con ese gasto excesivo que te puede dar un buen susto en la próxima factura de la luz.

  1. Tu secadora hace boom-boom como un corazón

Tal vez haya un problema en la correa del motor. Revisa también que no hayas olvidado de retirar los tornillos de transporte, una causa más común de lo que parece.

  1. Oyes un siseo y tienes gas en casa

Si huele a butano (o mejor dicho, al aditivo que añaden a este gas inodoro para que podamos detectarlo respirando), ciérralo corriendo, apaga todas las luces de la casa, abre todas las ventanas y sal pitando a la calle.

Avisa a policía o bomberos y cuando la situación esté controlada, pero primero llama a un especialista en calderas para revisar toda la instalación.

Esperamos que estos consejos de Rioclima te hayan disipado muchas dudas pero recuerda: escuchar a tu casa y comprobar los ruidos es importarte.

Posted by Rioclima Rioja / Posted on 06 Sep
  • Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *