Avenida de la Paz Nº 79 Bajo, Logroño
Tfno: 941 23 94 01

Calefacción de baja temperatura: una forma eficiente de calentar nuestro hogar

Calefacción de baja temperatura: una forma eficiente de calentar nuestro hogar

La evolución de la tecnología y la innovación en los productos de climatización nos ha permitido avanzar en la búsqueda de la eficiencia energética en nuestro hogares. Una de las opciones que más éxito está teniendo es la calefacción de baja temperatura, una alternativa a la calefacción tradicional que conserva las ventajas de la aerotérmica sin necesidad de grandes obras. Los radiadores de baja temperatura nacieron por la necesidad de encontrar un nuevo sistema que se adaptase a las instalaciones antiguas y trabajar de manera eficiente.

¿En qué consiste?

La calefacción de baja temperatura es aquella que utiliza una bomba de calor o una caldera de condensación junto con un dispositivo de emisión capaz de trabajar con la temperatura de calefacción más baja posible. Esto no es sinónimo de falta de rendimiento, sino todo lo contrario, ya que utilizar una instalación de esta manera significa un ahorro de energía, confort térmico y un menor número de emisiones contaminantes.

La manera óptima de ahorrar energía en calefacción es reducir la diferencia entre la temperatura del agua y la del ambiente, conocida como salto térmico. Cuanto menor sea esta, el intercambio de calor se realizará con mayor eficiencia. Una instalación se considera de baja temperatura cuando la caldera de condensación o la bomba de calor trabajan a una temperatura media de 60oC, por lo que el salto térmico conjunto de toda la configuración debe ser de 40oC.

Te interesa:  Termostatos WiFi para calefacción

Ventajas y recomendaciones

  • La instalación de la calefacción de baja temperatura es más asequible y fácil de realizar que otros sistemas de calefacción.
  • La fabricación de radiadores es respetuosa con el medio ambiente, ya que se usan materiales reciclables como el acero y el aluminio.
  • Para obtener los mejores resultados en cuanto a aclimatación se deben colocar los radiadores en los espacios donde se pierde más calor; es decir, cerca de las ventanas o los cierres de la fachada que den al exterior del edificio.
  • Para lograr el mínimo consumo de energía es necesario calentar el espacio deseado usando la máxima potencia de los radiadores y lo más rápido posible.

Fuentes: Saunier Duval | Calor y Frío |

Posted by Rioclima Rioja / Posted on 14 Abr
  • baja temperatura, calefacción, eficiencia energética
  • Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *